Consejos para su cuidado:

Consejos para su cuidado:
1. Guarda tus joyas en su embalaje original o dentro de un estuche de terciopelo.
2. No duermas con las joyas puestas.
3. Para lavarte las manos y ducharte, quítate las joyas. También cuando te vayas a poner crema de manos, perfume, laca… También evita el contacto de las joyas con el maquillaje.
4. El cloro y el agua salada le quitan el brillo a las piezas.
5. Evita el contacto con productos de limpieza doméstica.
6. ¿Cómo se deben limpiar las joyas? Se debe de hacer con un paño suave, para que guarden su brillo original o con un cepillo de dientes mojado en agua templada con jabón. Si no consigues quitarle la suciedad, pon la pieza en agua limpia jabonosa.

Materiales:

Plata

 es un material muy duradero y da un resultado excelente.

Con el paso del tiempo puede ponerse un poco oscura por la suciedad, el PH de la piel, la humedad, etc., por lo que se ha de limpiar con productos especiales para plata, no abrasivos y recuperará sus propiedades. Es conveniente mantenerlo alejado de las colonias, cremas o productos que puedan dañarla. 

ZAMAK

Se trata una aleación que se usa ahora, lo ultimo en Bisutería, que puede tener o un baño de plata o de Oro.  Es muy resistente y no produce alergias. Evitar el contacto con la suciedad el polvo del ambiente, la colonia y las cremas o productos abrasivos. Si lo limpias regularmente y lo cuidas te durará mucho tiempo. Es suficiente pasarle un paño suave de algodón 

CUERO

 Solemos utilizar cuero de alta joyería italiana en mayor medida o nacional. Sin embargo es un material bastante sensible al uso, a la suciedad y al roce. No se deben mojar y ha de tratarse con cuidado. 

Recomendamos hidratarlos con crema hidratante neutra tipo "nivea", antes de su uso o posteriormente, cuando se desgaste como consecuencia del mismo. 

BISUTERÍA

Las cadenas de bisutería que usamos son de latón. Suele reaccionar rápido al uso, tendiendo a oscurecerse y a perder su brillo. Se ha de evitar el contacto con el agua, la colonia, las cremas y la suciedad.  Un truco efectivo es sumergirla unos minutos en zumo de limón y a continuación secarla suavemente con un trapito para que no se dañe.